Aug 182010
 

Source: Habitat International Coalition: América Latina

La publicación “Azúcar Rojo, Desiertos Verdes. Informe Latinoamericano sobre monocultivos y violaciones al derecho a la alimentación y vivienda adecuadas, el agua, la tierra y el territorio”, coordinada por FIAN (FoodFirst Information & Action Network), HIC-AL (Coalición Internacional para el Hábitat, Oficina para América Latina) y Solidaridad Suecia-América Latina (SAL), fue presentada el pasado 10 de diciembre en Copenhague. El Informe, compuesto por artículos de 26 autores y casos de 10 países latinoamericanos, muestra que el modelo agroindustrial basado en los monocultivos tiene graves impactos en los derechos humanos. Los monocultivos además generan destrucción de la biodiversidad y el ecosistema, deforestación y aumento de gases de efecto invernadero, agravando el cambio climático.

El Informe incluye múltiples testimonios que relatan las mencionadas violaciones a los derechos humanos y sus consecuencias, así como un análisis profundo, desde distintas perspectivas, sobre el tema de los monocultivos. El documento fue posible gracias a las contribuciones de una amplia gama de movimientos sociales, ONG, académicos y periodistas que ofrecen sus reflexiones desde su particular perspectiva, experiencia y área de conocimiento. Entre los autores y autoras podemos mencionar a la Relatora Especial de la ONU para el Derecho a una Vivienda Adecuada, Sra. Raquel Rolnik; a Inge Armbrecht, quien participó en el proceso de Evaluación Internacional de Ciencia y Tecnología en Agricultura para el Desarrollo -Assessment of Agricultural Science and Technology for Development (IAASTD)-; a Miguel Altieri de la Universidad de California en Berkeley y finalmente a Cristian Courtis, experto en derechos económicos, sociales y culturales que elaboró la presentación del Informe.

-En los últimos años se han producido numerosas publicaciones y estudios sobre monocultivos, agro-combustibles, y los problemas y conflictos asociados con ellos, sin embargo, pocos han sido escritos desde la perspectiva de los derechos humanos, razón por la cual encontramos necesario este Informe, asegura Maria Silvia Emanuelli, de la oficina de HIC-AL.

El modelo de  agricultura industrial ganó fuerza particularmente desde la década de 1950 gracias al apoyo del Estado y actualmente goza del respaldo masivo del sector privado. En décadas recientes, han aumentado las críticas a este sistema, al tiempo que los efectos negativos del mismo se han vuelto más evidentes.

-En el contexto de las crisis de energía, alimentos y cambio climático, es urgente llamar la atención sobre los graves problemas causados por el actual modelo de desarrollo, especialmente reflejado en la agricultura, asegura Sofía Monsalve, de FIAN Internacional.

La actual política global de agricultura y comercio, que promueve una agricultura basada en el monocultivo, ha sido diseñada principalmente por los gobiernos de Estados Unidos y por la Unión Europea. Los intereses empresariales de estos países están fuertemente reflejados en estas políticas, con impactos devastadores en los países del Sur.

-Nuestro deseo es que este Informe sirva como una importante herramienta para la difusión de información, y que incida en las políticas, dijo Francisco Contreras, de SAL.

 

AWSOM Powered