Jan 062011
 

Fuente: Cultural Survival

Durante más de 1,000 años el pueblo wixárika ha llevado a cabo peregrinaciones desde sus centros ceremoniales en la Sierra Madre Occidental hasta llegar al Desierto de Chihuahua y Leunar, el Cerro Quemado, donde amaneció por primera vez el sol. Los peregrinos wixaritari (plural para wixárika) caminan más de 480 kilómetros para llegar a Leunar; deteniéndose para dejar ofrendas y rezar en más de una docena de sitios sagrados que se encuentran a lo largo del camino—estos son los templos sagrados de un pueblo profundamente espiritual. Emprenden este viaje que llaman su “esencia” para retomar los pasos de la creación, repitiendo los rezos de sus antepasados para mantener el equilibrio de la tierra y conservar su cultura.

La ruta y el destino de la peregrinación del pueblo wixárika están protegidos por leyes estatales y federales, además de acuerdos internacionales, sin embargo esto no ha detenido una compañía minera canadiense, First Majestic Silver Corporation, que ha adquirido concesiones en la zona para explotar ricas venas de plata que yacen debajo de la superficie. En septiembre, comunidades wixaritari emitieron un pronunciamiento para detener esta mina antes de que profane sus sitios más sagrados y ponga en peligro el frágil ecosistema semidesértico. Por favor envíe cartas a las autoridades mexicanas hoy. ¡Pamparius!—gracias.

Más información aquí

AWSOM Powered